Creo que te lo he contado como 100 veces, pero este viaje a Cuba, ha sido una experiencia que nunca pensé vivir. Mi primera parada en Cuba, fue La Habana, una ciudad encantadora. En este articulo te doy mis tips para sacarle el mayor provecho a tu viaje a  la Habana, Cuba.

Hospedaje:

De hospedaje en La Habana, solo tienes 2 opciones: hoteles o  casas particulares. Ambos, para mi gusto, muy caros por lo que recibes (conocí a otra viajera, que ha visitado Cuba anteriormente, y me dijo que los hoteles en La Habana cuestan un mínimo de $150 dolares la noche; las habitaciones son pequeñísimas, y aveces hasta sin ventanas.)

Yo opté por hospedarme en una casa particular en la Habana Vieja, $55 dolares la noche por la habitación. La reservé por AirBNB.com 2 semanas antes.

Utiliza este enlace para recibir un crédito para tu próxima reserva con AirBnb .

Cuando llegué a la Habana Vieja, duré mucho tiempo buscando exactamente donde era que estaba mi casa particular (es que ninguna de las casas particulares tienen señalización afuera del edificio),  por lo que tuve que preguntar a varias personas que parecían locales, hasta que un muchacho me dijo que buscara por este símbolo azul (el único letrero, que por ley, los dueños de las casas particulares están permitidos a tener afuera de sus casas).Cuando haces el “check-in” en las casas particulares, siempre te piden tu pasaporte para llenar un formulario con tus datos  (me dijeron que ese  formulario es para entregárselo al gobierno y pagar los impuestos, pero la verdad, no estoy muy segura)

En la casa que me hospedé habían 2 habitaciones más, rentadas a otros turistas.  En la mañana sirvieron un desayuno básico (frutas, huevo, pan, y café). Mi habitación tenía un baño privado, había agua tibia en la ducha y aire acondicionado.

No te recomiendo llegar a la Habana sin ya tener la reserva de tu hospedaje, porque los hoteles/ casas particulares buenas, lo mas probable van a estar reservadas y vas a pagar más por menos. Mejor reserva con tiempo y sino lo haces, preparate para negociar.

Transporte

Cuando fui a La Habana (diciembre del 2016) no había Uber, mi forma favorita de transportarme, entonces tuve que usar los otros medios de transporte.

Para transportate dentro de La Habana, tienes varias opciones:

  1. Los típicos taxis amarillos.

  2. Taxis piratas: estos se suponen que solo transporten a locales Cubanos, pero hay uno que otro taxista, que se atreve a llevar a turistas. Estos taxis son más económicos que los taxis amarillos, pero NO te los recomiendo. Estos taxis no tienen el permiso para transportar a los turistas, y si un policía los llegara a parar, ellos tendrían que pagar una multa y hasta podrían perder su licencia de transportar a los locales. Según el taxista del taxi pirata al que me subí, nada le pasa al turista, pero no estoy segura y tampoco quería probar.

  3. Bicitaxis: sinceramente, mi forma favorita. No solo porque los bicitaxistas me dieron un “mini tour” de la ciudad con datos interesante de los lugares por los que iba pasando, sino también, porque sentí que estaba ayudando a propietarios de pequeños negocios. Usualmente, los bicitaxistas no tienen dinero para pagar por la licencia de taxis y mucho menos para comprarse un vehículo, entonces se compran estas bicicletas para ganarse el pan de cada dia. Los dos bicitaxistas con los que me subí, fueron muy amables y me hicieron pasar un buen rato.

  4. Transporte publico: No me subí en este viaje pero por lo que me comentaron los locales cubanos con los que hablé, me dijeron que el transporte publico, dura mucho para pasar y la verdad no son muy cómodos, como en casi todas partes del mundo… Pero creo que esta seria una excelente opción si quieres vivir una vida más local. Para mi próximo viaje, voy a probar este tipo de transporte.

Los precios de los taxis/ bicitaxis varían dependiendo del chófer. Mi recomendación es que le preguntes antes a un local cuanto más o menos es que debes de pagar para llegar a los lugares que quieres ir. Luego, preparate para negociar, porque el chófer siempre te va a decir de más. NO te subas en el taxi/ bicitaxi sin antes preguntar cuanto te va a costar, o preparate para pagar precios altos.

Cuando fui a La Habana en diciembre del 2016, el taxi del aeropuerto a la Habana Vieja costó 25 Cucs. En este articulo puedes leer  como fue mi experiencia en el aeropuerto de la Habana.

Las  2 horas con el bicitaxista, alrededor de La Habana Vieja- haciendo varias paradas- costó 12 Cucs.

Pronto voy a escribir un articulo más detallado del transporte en Cuba, así que mantente mirando esta pagina y suscribete al boletín para que no te pierdas nada.

Dinero

En  Cuba no se aceptan tarjetas de crédito en ningún lado, ni siquiera en los lugares más finos. Así que preparate para manejar efectivo.  Hay 2 tipos de monedas: la convertible (utilizada por los turistas) y la nacional (la utilizada por los Cubanos).  La convertible vale más ($50 pesos convertibles valen más que $50 pesos nacionales), así que asegurate que cada vez que te devuelvan dinero, la papeleta diga “pesos convertibles”.

En varias partes de la Habana Vieja, vi cajeros automáticos de donde puedes retirar dinero, pero estos, NO aceptaban tarjetas  de debito de bancos Estadunidense.

Aunque no se suponga (y solo llega a colación si eres tu eres quien lo propone), en  algunos lugares estaban dispuestos a aceptar dólares, pero la tasa de cambio que me estaban ofreciendo era tan mala, que para mi era preferible pagar con Cucs.

Próximamente voy a subir un video de mi experiencia cambiando de dolares a Cucs.

Comida

Encontrar restaurantes buenos en La Habana es difícil sino te preparaste antes de ir.  Los locales realmente no saben cuales restaurantes son buenos, porque lo más probable es que ellos nunca han comido allí antes (ya que los platos de comida en los restaurantes que vi en La Habana Vieja, estaban entre 9-25 Cucs por persona- demasiado dinero para un Cubano gastar en una cena.)

Los primeros 2 días  no estaba muy contenta con la comida Cubana. Como no tenia internet, elegía los restaurante sin leer antes  las recomendaciones de otros viajeros, por lo que no comí  tan bueno como me la esperaba (no podía creer que la comida Cubana que probé en Miami, era más deliciosa que la comida Cubana en La Habana).

Para que esto no te pase, te recomiendo que antes de viajar busques en Tripadvisor o Yelp los mejores restaurantes a donde ir y hagas tu lista. Escribela en un papel porque la verdad, es un poco difícil encontrar Wifi en La Habana.

En Trinidad tuve un poquito más de suerte con la comida, pero la verdad, es que en estas fotos la comida se ve más bonita de lo que realmente estaba. Así que para de leer ya, y vete a hacer tu lista de restaurantes para que comas rico.

Internet

SI, hay WIFI en La Habana, pero no en todos lados o a la velocidad que quizás estas acostumbrada. No hay ninguna red abierta en las calles que puedas utilizar. Hasta en los restaurantes más finos que fui, preguntaba si tenían WIFi y me decían que no.

La mejor forma para entrar a la red es preguntar cual es la Plaza donde puedes usar WIFI. Cuando llegues allí, pregunta a quien le tienes que pagar para entrar al internet. El costo es de 1 Cucs por hora. Pero no esperes que vas a encontrar un internet de alta velocidad (o velocidad mediana). Como hay tantas personas conectadas a la misma red, la verdad es SUPER lenta.

Otra opción es comprar una tarjeta de WIFI de (Etecsa) y encontrar red.

Que ver en La Habana

En La Habana me sentí como en una burbuja, en donde la mayor del tiempo, por mas que trataba de tener un viaje “más local” siempre terminaba en lugares rodeada de turistas. Por la diferencia de monedas y su situación actual, muy rara vez vi algún Cubano disfrutando de los lugares que yo llegue a ir.

Aquí algunas cosas que puedes hacer en la Habana:

  • Dar un paseo en carro clásico.

  • Caminar por las principales plazas como las de Armas, de San Francisco, la Vieja, la del Cristo y la de la Catedral.

  • Ver la vista de La Habana desde la fortaleza de San Carlos de la Cabaña.

    • Un taxi desde la Habana Vieja a allá me costó 7 Cucs.
    • El precio de entrada a la fortaleza es de $6 Cucs, por persona. Pagué $1 Cuc adicional para tener un guía guiada.
    • Todos los días a las 9pm tienen el show de los cañonazos. Para ver este show tienes que pagar 8 Cucs (en vez de $6). Si pagas 3 Cucs adicionales,  te puedes sentar debajo de una carpa  y te dan un sándwich y una bebida.
  • Ya que vas a estar en esos rumbos, llega al castillo de los  Tres Reyes Magos del Morro, que está ubicado a unos 5-10 minutos caminando desde la fortaleza de San Carlos de la Cabaña.

  • Ver  barras de oro de 22 quilates, monedas de plata de México, esmeraldas de Colombia, en el castillo de la Real Fuerza.

    • Costó $3 Cucs para entrar y no hay servicio de guías guiadas, pero le puedes preguntar a las personas que trabajan ahí que te hablen un poco del lugar. Recuerda darle algo de propina al final.
  • Otras recomendaciones que vi en el internet, pero que no hice cuando fui a La Habana, son: visitar el Museo de la Revolución, el edificio Bacardí, el Museo del chocolate, La Terminar de Ferrocarriles, la Alameda de Paula, la Iglesia Ortodoxa Rusa, la Casa del Ron, el Ministerio de Finanzas y Precios, la Casa de Asia, hotel Sevilla, el cine Payret, el Museo Palacio de los Capitanes Generales, el museo de Armas, el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”,  El Templete y el Museo Nacional de Bellas Artes.

  • Algo que tampoco hice, pero me hubiera gustado, es sentarme en el malecón . Todos los sábados en la noche, los locales se sientan en el malecón a hablar y beber con sus amigos. Si quieres vivir una experiencia mas local, dentro de la burbuja de turista, te recomiendo esto. Yo lamentablemente me enteré un dia después.

  • También te recomiendo que aprendas  un poco sobre la historia de Cuba, antes de visitar cualquiera de los museos, fortalezas o castillos en la Habana, o en Cuba en general. Sentí que toda la información que recibí,  estaba solo a favor de la revolución, Fidel Castro, y Che Guevara.

Consejo para chicas

La verdad es que en La Habana me sentí bastante segura; creo que tiene mucho que ver con que las armas de fuego están prohibidas, y a quien se le encuentre una, se le lleva a la cárcel.  por lo que los robos y asesinatos a mano armada son mínimos. De la forma en que te roban en Cuba, es si estas descuidada y dejas tus cosas sin atender, pero esto, es en general en cualquier parte del mundo.

El clima en La Habana es tropical y seco por lo que te recomiendo que te pongas protector solar y crema para el cuerpo. Bebe mucha agua para para mantenerte hidrata.

En cuanto al vestuario, utiliza prendas cómodas y actas para el calor. Asegurate de llevar un sombrero y lentes de sol.

 Próximamente voy a escribir un articulo sobre lo que debes de empacar a Cuba, no te los pierdas.

Los hombres de la Habana son típico “hombre caribeño”: coqueto, con sazón, y bien directos al enamorar.  La mayoría del tiempo estaba acompañada, de mi novio de ese entonces, y ni así dejaban de mirar. Cuando mi novio entró al Castillo del Morro, yo me quedé afuera (ya estaba cansada de escuchar solo un lado de la historia) y en lo que estuve sentada esperando me preguntaron “si me gustaría mezclar”, si me gustaría tomar un café, y hasta una paleta me trajeron.

Algo mas que note:

Al principio a casi todos los locales con los que hablé en La Habana, le trataba de preguntar acerca del gobierno, y me di cuenta, que nadie quiere hablar sobre eso, y si hablan, es diciendo todas las cosas buenas que el gobierno ha hecho por el país: salud y educación gratuita para todos, etc.

No se si es que creían que yo era una espía o de verdad se sienten de esta forma, pero hubo un punto que decidí  parar de hablar sobre eso, al menos de que trajeran a colación el tema.


La verdad es que La Habana es una ciudad que siento que tiene mucho para ofrecer al turista. Cuando regrese, quisiera explorarla más la vida local, pero creo que eso será un poco difícil al menos de que me quedé en la casa de una familia (no una casa particular). Un rompecabezas que debo resolver….


¿Haz viajado a Cuba? ¿Tienes alguna recomendación para añadir a esta lista?

 


 

 

 

Te va a gustar

Author

Fashionista y viajera empedernida

Deja un comentario