Comparte Tus Aventuras

Escrito por : Liliana PH


Hace doce años visité Jordania por primera vez, quedé intrigada con esa vida tan diferente, ni peor ni mejor a la que estoy acostumbrada, solo es muy diferente, algunas ocasiones quedé hasta incrédula. Juré que tenía que regresar y siempre sentí que sería sola, como yo lo viví en esa oportunidad supe que Jordania no es para cualquier persona.

Las preguntas que todos me hacían en México y en Jordania:
¿Por qué Jordania? ¿Por qué sola? Y a mí solo se me ocurría una cosa: ¿Pero por qué no!?

  1. Me gustó Jordania, la primera vez no lo viví como debí haberlo hecho desde mi punto de vista.

  2. No puedo esperar a que alguien me pueda y quiera acompañar, mi manera de buscar nuevas oportunidades no son las mismas que para los demás ¡¡y está bien!!

Precisamente de eso se trata las experiencias que me interesaban vivir, todo menos lo “tradicional”.

Viajando sola por JordaniaPor lo anterior me siento tan afortunada, vaya la sorpresa que me llevé con este viaje que fue absolutamente TODO!!! Menos lo que yo tenía planeado. Superando claro mis expectativas y motivándome a seguir viajando de esta manera; sola, con mente abierta, lista para recibir las cosas buenas o malas con la mejor actitud, aprender, probar, hacer lo que pueda con lo que tenga a la mano, siempre teniendo en cuenta que todos los momentos se deben disfrutar.

Conocer a su gente fue lo mejor, poder platicar con ellos, que me contestaran mis dudas de típica mujer curiosa, escucharlos atenta, compartir risas, anécdotas, además en todo momento contribuyendo a hacer de mi estancia, la mejor, haciéndome sentir que estaba en un país seguro. Todos con la mejor disposición de poner su granito de arena para que yo viviera Jordania, no hubo UN solo día que alguien no me ofreciera ayuda de una u otra forma, tuve de todo: información, botellas de agua, comida, consejos, ayuda con el idioma, descuentos, paseos, conseguir alojamiento, medios de comunicación o simplemente sentarse y hacerme compañía, platicar conmigo y preguntar: ¿que hace una mujer sola viajando en Jordania? Parecían tan intrigados en mí como yo en ellos.

Viajando sola por JordaniaDebo admitir que no todo fue tan perfecto, creo que alguien me vio feo en alguno que otro momento o me llegaron a gritar algo, pero como yo todavía no entiendo árabe pues dije, ok lo tomare como un cumplido, esto jamás me evito caminar sola o acompañada por las calles a la hora que fuera necesario para ir a visitar los lugares que a mí me interesaban.

Jordania no es para cualquier persona y ahora lo reafirmo, no cualquiera va a saber disfrutar de ese país así como no cualquiera sabe disfrutar viajar sin compañía. Yo si disfrute todo de Jordania, su gente, olores, sonidos, amaneceres, atardeceres, recibimientos con te o café, la comida, sus bailes, postres, etc.

Muchas veces me detuve para no hacer las cosas sola, ¿cómo voy a ir al café sola?, ¿cómo voy a ir a la tienda sola? Y es tan simple, no pasa nada, vas si tienes ganas, lo disfrutas y punto. De haber viajado acompañada mi experiencia no hubiera sido igual. No lo cambiaria, solo para poder hacerlo acompañada de alguien, en alguna otra fecha, que tal vez esa fecha nunca llegaría.

Viajando sola por JordaniaEn lo personal esos momentos conmigo en Jordania me hicieron sentir tan afortunada, viví mi libertad de una manera diferente en un país árabe, tuve estas experiencias gracias a que no dudo de mis capacidades, no estaba en espera de la ayuda de alguien más, disfruté de mí y me conocí más gracias a situaciones que nunca antes había experimentado, fui feliz con situaciones en las que yo no creía que podría serlo, seguí mis deseos y estoy convencida de seguir haciéndolo sin esperar a que alguien me pueda llevar o acompañar, para hacer las cosas.


 

Comenta ¿Que te pareció la historia de Liliana por Jordania?

Utiliza el Hashtag: #LasAventureras

Para compartir tu historia de aventuras sola por algún lugar del mundo o consejos para motivar a más chicas a viajar solas, haz click aquí.


 

Te va a gustar

Author

Fashionista y viajera empedernida

Deja un comentario